Avisos

  • An Image Slideshow
  • An Image Slideshow
  • An Image Slideshow
  • An Image Slideshow
  • An Image Slideshow

El tiempo en Chillán

PÉRDIDA DE MEMORIA

alt

Alabad a Jehová, porque es bueno; Porque para siempre es su misericordia.

Salmo 118:1

 

A veces, cuando enfrentamos momentos difíciles, tal vez contraemos amnesia espiritual y nos olvidamos de la gracia de Dios. Pero una buena manera de recuperar un corazón agradecido es apartar un tiempo en el cual no haya distracciones, recordar de manera intencional cómo nos proveyó el Señor en el pasado y dar gracias.

Cuando los hijos de Israel se encontraron en un desierto caluroso y árido, experimentaron una pérdida de memoria en cuanto a la gracia de Dios. Empezaron a desear volver a Egipto y disfrutar de todos sus alimentos (Éxodo 16:2-3); y después, se quejaron porque no tenían agua (17:2). Habían olvidado los actos milagrosos que había hecho el Señor para liberarlos y las riquezas que les había provisto en abundancia (12:36). Estaban encerrados en las circunstancias del momento y no recordaban la gracia con que Dios les había suplido en el pasado.

El salmista nos desafía: «Alabad a Jehová, porque es bueno; Porque para siempre es su misericordia.» (Salmo 118:1). La palabra misericordia alude a un «amor inalterable», y se refiere a la fidelidad de Dios. Él prometió estar siempre presente para ocuparse de sus hijos.

Al recordar situaciones específicas en las que el Señor nos proveyó en el pasado, podemos mejorar nuestra perspectiva. ¡El amor inalterable de Dios permanece para siempre!

 


Recordar cómo proveyó Dios en el pasado da fortaleza y esperanza para el presente.


 
<< Inicio < Prev 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Próximo > Fin >>

Página 1 de 104